El TSJ de La Rioja se pronuncia sobre los “canosos” de los funcionarios

He de confesaros que cuando escribí mi artículo anterior, antes del receso veraniego, también sobre el tema de los días libres ?canosos? de los funcionarios, no era conocedor de la existencia de varias sentencias tanto de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, como del Juzgado nº 2 de lo Contencioso Administrativo de Logroño, en las que también se ha enjuiciado, con Fallos contrarios a los dictados por el Juzgado Contencioso Administrativo nº 1, si es o no ajustado a Derecho ?suprimir? días adicionales de descanso (libre disposición o vacaciones), respecto a funcionarios que han generado derecho a los mismos, en función de la antigüedad de servicios prestados en la Administración, y ello de conformidad con lo regulado en el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad.

Y no era conocedor porque la única resolución judicial sobre el tema que ha salido en prensa hasta la fecha (al menos que yo me haya hecho eco), fue precisamente la que daba la razón a los trabajadores (saltándose, sea dicho de paso, el criterio previamente establecido por el propio Tribunal Superior de Justicia). Así las cosas, todas las noticias que leí al respecto obviaron las referidas sentencias previas, a pesar de las amplias implicaciones que tienen este tipo de pleitos (por afectar a un colectivo tan importante como es el de los funcionarios). Por tanto, este asunto no está consolidado, ni mucho menos, a favor de los trabajadores, más bien me atrevería decir que al contrario, cabe esperar, con los antecedentes que he expuesto y por los argumentos jurídicos dados en las sentencias, que la Administración recurra la sentencia dictada por el  Juzgado Contencioso Administrativo nº 1, obteniendo un Fallo favorable.

Por fin, antes de entrar en la cuestión relativa a la posibilidad o no de suprimir los ?canosos? de los funcionarios que ya habían cumplido la antigüedad que les daba derecho a su disfrute, de acuerdo a lo dispuesto en el Art. 8 del precitado Real Decreto-ley, me parece oportuno recordar su redacción, modificando los artículos del Estatuto Básico del Empleado Público que regulan los permisos y las vacaciones de los funcionarios: Artículo 48: Permisos de los funcionarios públicos. Los funcionarios públicos tendrán los siguientes permisos: (…) k) Por asuntos particulares, tres días. – Artículo 50: Vacaciones de los funcionarios públicos: Los funcionarios públicos tendrán derecho a disfrutar, durante cada año natural, de unas vacaciones retribuidas de veintidós días hábiles, o de los días que correspondan proporcionalmente si el tiempo de servicio durante el año fue menor (?).

Asimismo, la Disposición Transitoria Primera del Real Decreto-ley 20/2012 establece: Lo dispuesto en este Real Decreto-ley sobre vacaciones y días de asuntos particulares, días adicionales a los días de libre disposición o de similar naturaleza, no impedirá que el personal funcionario, estatutario y laboral disfrute los días correspondientes al año 2012, conforme a la normativa vigente hasta la entrada en vigor de este Real Decreto-ley (?).

En las distintas demandas que han llegado ante la Sala del TSJ de La Rioja se alega por parte de los funcionarios demandantes, en lo sustancial, que la pérdida de derechos consistente en la imposibilidad de ampliar las vacaciones anuales retribuidas y la reducción del número de días a disfrutar por asuntos particulares no tiene carácter retroactivo, por lo que no afecta a los días ya consolidados a la entrada en vigor del RDLey 20/2012, que tuvo lugar el día 15 de julio de 2012. Ello significaría, en caso de haber ganado en los diferentes pleitos, que a los funcionarios que, por antigüedad, ya tuvieran derecho a dichos permisos adicionales, no se les podrían suprimir.

En atención a lo expuesto, el Tribunal Superior de Justicia se ha pronunciado, entre otras, en sentencias nº 112/2015, 122/2015 ó 133/2015 (pinchar encima de cada una para acceder a las mismas), manteniendo el sentido de su Fallo favorable a la Administración, y disponiendo, en esencia y tras realizar una loable exposición técnica en sus Fundamentos Jurídicos, lo siguiente:

?Esta Sala comparte el mismo criterio que resulta de las anteriores sentencias, y ello, en base a los siguientes motivos: 1- Los días adicionales de permiso y de vacaciones no habían sido solicitados a la entrada en vigor del RDLey, que contiene una modificación para el futuro, no para situaciones ya producidas; 2- La naturaleza estatutaria de la relación funcionarial y la libertad del legislador para modificar la misma; 3- No es lo mismo un derecho consolidado que una expectativa a que una situación legalmente determinada no pueda alterarse por el legislador en función de nuevos criterios, que es lo que sucede en este supuesto, pues no puede decirse que el funcionario tenga un derecho consolidado a que el régimen de vacaciones y permisos por asuntos propios no sea modificado.

En consecuencia, debe desestimarse el recurso contencioso-administrativo, pues son conformes a derecho las resoluciones administrativas impugnadas.?.

Quedo a vuestra disposición para cualquier comentario o aclaración en la que os pueda ayudar.

Dejar una opinión