Tres cualidades para ser un gran líder

publicado en: Recursos Humanos | 0

Hace ya varios sábados compré, junto con el periódico Expansión, un librito que se inserta en la colección Guías de éxito en los negocios, cuyo título es ? un líder ejemplar?, en el que una serie de líderes de grandes compañías cuentan en forma de pequeño relato en primera persona qué cualidad es, por encima del resto, la que para ellos debe tener un gran líder. La verdad que a mí me ha gustado mucho leérmelo, pues sinceramente muchas de las cualidades apuntadas por ellos, las reclamo de mis superiores (entendidos como líderes míos y de la organización).

Aunque es difícil quedarse con unas cualidades sobre otras de las reflejadas por estos grandes líderes, para mí hay tres que son las que hacen a un líder verdaderamente especial, más allá de su capacidad de trabajo o su visibilidad a la hora de asumir las responsabilidades por la toma de decisiones. Me refiero a las siguientes:

  • La primera es ser un líder cercano y aprovechar los encuentros informales con el personal. Yo tengo claro que por ser ?jefe? uno no ha de perder su sensibilidad y espontaneidad a la hora de tratar con todo el personal (o con todas las personas, pues todos lo somos). En concreto, este actuar en los encuentros casuales, tanto dentro como fuera del ámbito laboral, brindan la ocasión de, tal y como expone el líder que relata su experiencia, reforzar sus comportamientos y su sistema de creencias frente a los demás, siendo coherente tanto dentro como fuera de la compañía. Esta cualidad puede redundar en una mejor concepción, por su difusión, del resto de trabajadores hacia el líder, lo que en último término beneficiará a la propia compañía.
  • La segunda, muy en consonancia con la anterior, sería la de mantener contacto con quienes ?están al pie del cañón? (expresión utilizada por el líder que relata su experiencia). En este caso no se trata del contacto informal, sino del formal, es decir, de mantener un contacto constante con las personas especialistas que conforman el engranaje de la compañía, de cara a compartir sus problemas profesionales y las posiblessoluciones, a conocer cada rincón de la empresa, a mostrar a cada persona que es válida, que se le escucha y, en su caso, que aporta valor. Pienso que un gran líder sabe buscar momentos parar reunirse con sus colaboradores, manteniendo la escucha activa, nutriéndose de las ideas que le brinda cada especialista y fomentandola participación de todos (evidentemente de todos es imposible, pero si el director escucha a los mandos intermedios es muy probable que esa actitud cale en dichos mandos y ellos hagan lo propio con sus subordinados). Para eso los mandos intermedios han de responder a dicha cultura directiva de forma proactiva, planteando acciones de mejora, reforzando los puntos fuertes de la compañía y generando valor y confianza para los directivos.
  • La tercera cualidad que me parece fundamental para ser un gran líder, pero no por eso la menos importante, es la de confiaren el buen juicio personal y en la línea a seguir. Cuando uno tiene las cosas claras, creo que no puede dudar de sus decisiones cada vez que la cosa se pone fea, eso generará también dudas en los colaboradores y, a la larga, problemas. De este modo, si un buen líder tiene claros sus objetivos, con toda seguridad no dejará que las presiones, vicisitudes y personas que remen en contra le intenten nublar su sano juicio. Eso no significa que no se deba rectificar en ciertosmomentos, más  bien al contrario, la otra cara de esta cualidad es precisamente saber actuar con cautela si no se tiene un plan claro y corregirlo cuando la ocasión lo requiere.

Una vez os he contado cuales son, según mi criterio, las tres cualidades más importantes de un líder, solo me queda preguntaros, ¿y para vosotros qué tres son?

Dejar una opinión