El subsidio por maternidad: supuestos particulares

El supuesto general del subsidio por maternidad es conocido por la mayoría de los trabajadores, me refiero al de parto único con disfrute de dieciséis semanas de descanso por la madre (periodo durante el cual el contrato queda suspendido) y una prestación económica del 100% de la base reguladora (siendo ésta la base de cotización por contingencias comunes del mes anterior al parto, caso contrato a tiempo completo, y la suma de las bases de cotización de los tres meses anteriores dividida entre el número de días trabajados, caso contrato a tiempo parcial). En caso de parto múltiple se amplía el periodo dos semanas más por cada hijo a partir del segundo.

 

Pero además del supuesto anterior me parece interesante repasar otros supuestos no tan habituales de este derecho, los cuales conviene no perder de vista en la práctica diaria. Me refiero a los siguientes:

 

  • Disfrute por el padre del descanso y del subsidio por maternidad: En caso de que ambos progenitores trabajen, la madre puede ceder parte de este derecho al padre, salvo las seis primeras semanas tras el parto que serán de disfrute obligatorio por parte de la madre. Los padres pueden decidir disfrutar del resto del descanso simultáneamente o en periodos sucesivos, hasta alcanzar las dieciséis semanas de descanso. Cada uno cobrará conforme a su base reguladora.

 

  • Disfrute del descanso a tiempo parcial: si el trabajador decide disfrutar del derecho a tiempo parcial, deberá acordarlo previamente con el empresario (puede pactarse una vez iniciado el descanso). Dicho periodo de descanso se ampliará proporcionalmente en función de la jornada de trabajo que se realice. Por ejemplo: contrato a tiempo completo y maternidad a media jornada, disfrute durante treinta y dos semanas.

 

  • Subsidio de maternidad por adopción o acogimiento: el derecho se disfruta en las mismas condiciones que en el caso de parto natural, salvo que todo el periodo puede disfrutarse indistintamente por la madre o el padre (aunque aquella no trabaje). Tan solo es aplicable en el caso de adoptar o acoger menores de seis años o, en el caso de que el niño tenga discapacidad o sea extranjero con serias dificultades para integrarse, menores de dieciocho. El momento de inicio será desde la fecha de resolución judicial o administrativa, pudiendo adelantarse hasta cuatro semanas en casos de adopción internacional en las que los padres viajen al país de origen del niño.

 

  • Parto prematuro y/o ingreso hospitalario del bebé tras el parto: Si la hospitalización es de más de siete días, el periodo de descanso (y subsidio) seampliará en tantos días como el bebé esté hospitalizado (máximo de 13 semanas adicionales). Por otra parte, si el bebé es discapacitado a las dieciséis semanas habituales, habría que sumar otras dos semanas de descanso.

 

  • Fallecimiento de la madre o el hijo: En el primer caso, puede disfrutar el permiso que restehasta las dieciséis semanas el padre, con independencia de que la madre trabajase o no. En caso de fallecer el hijo, la madre disfruta de las seis primeras semanas obligatorias, el resto del periodo lo pueden disfrutar uno u otro indistintamente, salvo que la madre decida reincorporarse antes al trabajo y no ceda el derecho al padre.

 

  • Subsidio no contributivo: Caso en que la madre no alcanza el periodo de cotización mínimo para cobrar la prestación contributiva (varía según la edad, para mayores de 26 años, periodo mínimo cotizado de 180 días en 7 últimos años o 360 días en toda la vida laboral). La cuantía equivale al 100% del IPREM, siendo el periodo de disfrute de cuarenta y dos días (incrementándose en 14 días más en supuestos especiales: familia numerosa o monoparental, parto múltiple o discapacidad superior al 65%; no se pueden acumular las anteriores situaciones para la ampliación del descanso).

 

Y hasta aquí, salvo error u omisión, los supuestos menos habituales que nos podemos encontrar a la hora de acceder al derecho del descanso y subsidio por maternidad.

 

Espero que os sea de utilidad el post de hoy.

 

Dejar una opinión