La prestación de incapacidad temporal por accidente laboral

Cuando un trabajador tiene un accidente susceptible de ser calificado como accidente de trabajo, es recomendable que acuda a un abogado especialista en accidentes laborales de su provincia. El motivo fundamental es que ha de determinarse si ese accidente tiene la consideración de accidente laboral y, en tal caso y si fuera necesario, iniciar las gestiones para tramitar una prestación por incapacidad temporal.

1.- ¿Qué se entiende por accidente de trabajo?

Se considera accidente de trabajo la lesión del trabajador producida como consecuencia de su prestación de servicios en un puesto de trabajo por cuenta ajena. Este supuesto es extensible al trayecto de ida o vuelta del lugar de trabajo a casa (entendida en sentido amplio), a las enfermedades que tengan su origen en el trabajo realizado por el enfermo o que se agravan como consecuencia del mismo y a los accidentes que ocurran en el desempeño de las tareas del puesto de trabajo.

2.- La prestación por incapacidad temporal

Si este accidente de trabajo tiene como resultado que el trabajador deba solicitar la incapacidad laboral, es recomendable que éste acuda a un abogado de accidente laboral para que le ayude a tramitar la misma. La prestación por incapacidad temporal, en caso de ser calificada como accidente de trabajo o enfermedad profesional, tiene una duración máximo de 12 meses, que podrán ser prorrogados 6 meses más cuando se entienda que durante esos meses el trabajador puede curarse o mejorarse. Tras este período de 18 meses, se puede solicitar otro tipo de incapacidad si el trabajador todavía no se ha curado (en este caso de carácter permanente y en diferentes grados).

La prestación por incapacidad temporal debe ser abonada por la empresa directamente y luego ésta deducirá dicho importe cuando realice la cotización a la Seguridad Social. La cuantía de la prestación, en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional, se calculará de la siguiente manera:

La base reguladora (cuantía a la que se aplica un porcentaje posterior para obtener la cuantía) se obtiene por adición de dos sumandos:

  • La base de cotización por contingencias profesionales del mes anterior, sin horas extraordinarias, dividida por el número de días a que corresponda dicha cotización. En caso de contrato a tiempo parcial la Base se obtendrá de las bases de cotización de los 3 meses inmediatamente anteriores al del hecho causante, entre el número de días naturales comprendidos en el periodo en cuestión.
  • La cotización por horas extraordinarias del año natural anterior, dividida entre 365 días.

No obstante, si el trabajador ingresa en la empresa en el mismo mes en que se inicia la incapacidad, se tomará para la base reguladora la base de cotización de dicho mes, dividida por los días efectivamente cotizados. También, se tomará como divisor los días efectivamente cotizados, cuando el trabajador no ha permanecido en alta durante todo el mes natural anterior.

En caso de accidente o enfermedad laboral, se aplica a la base reguladora un tipo del 75%, de cuyo resultado sale el importe de la prestación, a pagar desde el primer día en que se produzca el nacimiento del derecho.

3.- ¿Qué pueden hacer los abogados especialistas en accidentes laborales en este caso?

Los abogados expertos en accidentes laborales pueden indicar al trabajador si ese accidente realmente tiene el carácter de laboral. Incluso las negligencias profesionales pueden ser consideradas como accidente laboral. También pueden gestionar la tramitación de la prestación por incapacidad temporal y la gestión de otro tipo de incapacidad (por ejemplo, la incapacidad permanente), una vez el trabajador lleva 18 meses de baja sin curarse.

Hace un año, acudió a mi despacho un cliente que había tenido un accidente en su puesto de trabajo, al caerse por las escaleras. El resultado de dicho accidente fue que se rompió la pierna izquierda. En tanto no podía desempeñar sus tareas habituales, le tramité su prestación por incapacidad temporal.

Sin embargo, el cliente continuó con dolores en su pierna izquierda, por lo que tuve que solicitar una prórroga de 6 meses de su incapacidad temporal cuando se agotaron los primeros 12 meses. Pese a esta prórroga, mi cliente no se curó y, por ello, le tramité la incapacidad parcial para su puesto de trabajo. Obtuve para él una pensión por incapacidad de 500 ?.

Espero que os resulte de interés esta información.

Dejar una opinión