Por el día del trabajo: una mirada al mercado laboral durante el último año

Dejando al margen reflexiones más profundas del tipo ?de dónde venimos y a dónde vamos? en nuestro mercado laboral, o dicho de otro modo, por qué tenemos la situación laboral tan complicada actualmente en España y posibilidades y voluntad real de mejorarla, voy a compartir los cuatro aspectos que, a mi modo de ver, definen el mercado de trabajo en nuestro país durante el último año:

1) Se ha seguido destruyendo empleo, a un ritmo mucho más lento que años anteriores, pero al fin y al cabo la hemorragia no se ha cortado. Si bien, la cantidad de despidos producida se está viendo compensada por una mayor contratación laboral.

2) La contratación laboral en España aunque aumenta, es de poca calidad, precaria y temporal. Los ?minijobs? también se están instaurando en España, como un mal necesario quizás, pero no sabemos si cuando la crisis escampe ellos también lo harán, habrá que esperar.

Las reformas laborales en materia de contratación laboral van en la línea de intentar mejorar la preparación dual de los jóvenes (reformando los contratos para la formación y en prácticas), tan castigados por el paro, y favoreciendo el uso del contrato de trabajo a tiempo parcial.

En cualquier caso, se legisle con el criterio que se legisle en esta materia no va a servir por sí

solo para mejorar la situación del mercado de trabajo; una legislación más flexible y con más incentivos en este sentido, a la par que más encaminada a la buena preparación de los jóvenes en entornos profesionales, incentivarán la contratación laboral, pero sin un sistema financiero fuerte y cuidado, una economía saneada, unos políticos creíbles y un tejido empresarial más fuerte, por mucha reforma que se haga no creo que sirva para reducir el desempleo sustancialmente y menos aún para reducirlo de forma sostenible y durarera.

3) Lejos de ayudar, el Gobierno sigue inflando los costes laborales de empresas y autónomos. Más allá de la llamada tarifa plana para la contratación indefinida, que para mí es una medida ¨humo?, nos encontramos con un Real Decreto-ley, el Real 16/2013, de 20 de diciembre, que pega un varapalo a las cotizaciones sociales de las empresas, y si bien servirá para mejorar ciertas bases de cotización, en los costes empresariales mucho daño va a hacer.

Asimismo, los autónomos, dejando al margen la acertada medida de la tarifa plana para nuevos autónomos, siguen soportando unos costes sociales muy elevados, con dificultades para arrancar en sus ideas de negocio y mucha burocracia.

4) La economía de los mercados va muy por delante de la economía doméstica. Veremos cuántos años costará bajar la tasa de paro por debajo del 15%, mientras los partidos políticos se empeñan en culpar unos a otros de la situación sin ahondar en posibles mejoras sobre la cuestión que a día de hoy más preocupa a los españoles.

Con esta situación, sigue habiendo muchas familias que lo están pasando francamente mal, con personas en edad activa desempleadas en todas las franjas de edad y otras que aún a pesar de tener trabajo han visto deterioradas sus condiciones laborales.

Así las cosas, por el 1 de mayo, os dejo la siguiente cita:

?Al trabajo le llaman virtud los que no tienen que trabajar, para engañar a los que trabajan? ? Santiago Rusiñol ?

Espero que el próximo día del Trabajador, los aspectos que definan el mercado laboral del año anterior sean otros?

Dejar una opinión