¿Cómo saber si me tienen que retener menos en nómina tras la rebaja del IRPF?

Muchos trabajadores han estado los primeros días de febrero comprobando si, verdaderamente, se ha notado la anunciada disminución en las retenciones del IRPF, a partir de la reforma fiscal impulsada por el Gobierno de España, pero lo cierto es que no en todos los casos se notará la referida rebaja en la nómina mensual.

De entrada, si en la nómina de enero mantenéis el mismo tipo de retención que en las nóminas anteriores y, por tanto, no habéis cobrado más en neto, puede deberse a distintas razones, como por ejemplo al hecho de que tengáis un contrato temporal de menos de unaño, cuyo salario no alcance la renta mínima para tener obligación de realizar la declaración de la renta, aplicándose en tal caso una retención fija del 2%; o al mismo hecho de no alcanzar la renta mínima para tener que practicarse retenciones en la nómina por este concepto (12.000 ?), pero en este caso con un contrato indefinido, en cuyo caso, probablemente, ni antes de enero, ni a partir de ahora, se os practique retención alguna en la nómina.

Por tanto, plantearos si podéis encontraros en un supuesto de los anteriores y, en caso afirmativo, podéis estar tranquilos, pues no vais a notar esa bajada general de retencionesen el IRPF. Pero más allá de esos casos tasados, es posible que vuestra empresa, es decir, su departamento de Recursos Humanos o su asesoría, no haya actualizado su programa de gestión de nómina y, por ello, no esté parametrizado para aplicar en nómina las nuevas retenciones aplicables tras la nueva reforma del IRPF, por lo que en ese caso os recomiendo que habléis con vuestro jefe o con Recursos Humanos para poner de manifiesto esta situación.

La empresa, lo lógico es que se apure a regularizar la situación, en tal caso, podéis confiar en que en las próximas nóminas, conforme a la nueva aplicación de retenciones, se os irá compensando la falta de rebaja aplicada en la nómina de enero. Precisamente sobre esta cuestión tuve la oportunidad de colaborar en un artículo del diario económico Cinco Días, escrito por el periodista especializado Jaume Viñas, el cual comparto con vosotros.

Pero más allá de comentar la situación con la empresa, y dentro de los supuestos que corresponda aplicar la bajada de retenciones desde el pasado enero, si la empresa hace caso omiso a la referida regularización, lo cual tampoco tendría más beneficio para ella que el hecho de ahorrarse pagaros más cada mes y tener que ingresar la diferencia no pagada a la Hacienda Pública trimestralmente (es decir van a tener que abonar el mismo dinero pero en distintos momentos), ¿qué opciones tenéis en caso de que la empresa no atienda su obligación de aplicar las nuevas retenciones?

La primera opción es, obviamente, resignarse y no hacer nada. En este sentido, hay que tener en cuenta que si la empresa os practica una retención superior a la reglamentaria a lo largo de 2015, tendréis derecho a una mayor devolución (o menor abono) por parte de Hacienda cuando hagáis la declaración de la renta.

La segunda opción es presentar una denuncia frente a la Agencia Tributaria (encontráis un modelo de denuncia pinchando aquí). La Dirección General de Tributos aclara que si la Administración resuelve a favor del trabajador, éste tendrá derecho a la devolución siempre y cuando el importe de la retención no se hubiera deducido ya en la declaración anual. De este modo, opino que, salvo que pretendáis que Hacienda sancione a vuestra empresa por no aplicar correctamente el Reglamento del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, no merece especialmente la pena iniciar dicho procedimiento de denuncia (entiendo eso sí que se pueda hacer a nivel colectivo, si es toda una plantilla la que se encuentra en dicha situación; o si os perjudicara particularmente la pasividad de la empresa).

No entro a comentar en este post, la problemática que se puede generar en caso de que la empresa os retenga por debajo de lo que establece el Reglamento del IRPF, pues es asunto a parte. Si bien comparto el enlace a un antiguo post en el que trataba un posible efecto negativo para el trabajador por este hecho (accedéis pinchando aquí).

En cualquier caso, si tenéis cualquier otra duda relacionada con el tema podéis contar conmigo. Además, siempre tenéis la posibilidad de hacer una simulación de las retenciones que os debe practicar la empresa, entrando en el simulador de la Agencia Tributaria.

Dejar una opinión