Excedencia voluntaria, externalización del departamento y ¿reincorporación?

Recientemente he asesorado a un cliente sobre un asunto en el que habiéndose adoptado, tiempo atrás y por parte de su empresa, la decisión de externalizar las funciones de uno de sus departamentos, enmarcada tal decisión dentro de un paquete de medidas organizativas de optimización de su gestión y competitividad, éste se encontraba en situación de excedencia voluntaria, solicitando reincorporación formal como trabajador tras la externalización de, entre otros, ?su? puesto de trabajo. La reincorporación le fue denegada.

Además de por lo anterior, he querido comentar el supuesto porque la realidad de estos tiempos es que tanto a nivel empresa privado como empresa pública, cada día más, se adoptan medidas de este calado.

La solución a dicho caso nos la proporciona una sentencia del Tribunal Supremo de hace un año, en concreto me refiero a la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de 11 de julio de 2013, la cual, unificando doctrina, falla a favor de la empresa. En el supuesto de hecho en cuestión, el trabajador, que había solicitado reincorporación tras excedencia voluntaria, demanda por despido a su empresa (del sector audiovisual) y a la empresa con la que ya había subcontratado las funciones de su departamento de planificación y operaciones.

Como consecuencia de la externalización, laempresa pasó a despedir a todos los trabajadores del referido departamento. Aunque lo preceptivo es proceder a los despidos de los trabajadores afectados por el proceso de externalización vía despido objetivo o colectivo (así lo ha dictado por ejemplo la Sentencia de la Audiencia Nacional, de 15 de julio de2013), también se puede proceder, como en el caso de Autos, a ejecutar despidos con posterior reconocimiento de la improcedencia (adicionalmente, en este caso, los trabajadores pasaron a ser contratados ex novo por la empresa contratista).

En cualquier caso, eldemandante/excedente no tuvo éxito en la reclamación de sus pretensiones, ya que el Tribunal argumentó que el derecho preferente al reingreso que tiene un trabajador que está disfrutando de una excedencia voluntaria no es un derecho incondicional, sino potencial o expectante, que está condicionado a la existencia de una vacante en la empresa.

Asimismo, todo lo anterior tiene como consecuencia más inmediata que si la empresa acredita que ese puesto no existe (en este caso debido a la externalización de servicios), no tiene ninguna obligación de reincorporar al trabajador situado en excedencia voluntaria que solicita reincorporación (no sería el mismo caso si estuviera en excedencia forzosa o por cuidado de hijo o familiar). A más a más, el Tribunal Supremo determina, bajo la premisa de que la excedencia voluntaria no comporta la obligación de reservar el puesto de trabajo, que la empresa puede ?disponer de la plaza vacante bien contratando a otro trabajador para el desempeño de la misma, bien reordenando los cometidos laborales que la integran o bien incluso procediendo a la amortización de la misma?.

Expuesto lo anterior, me queda la duda de saber cuál sería el fallo del Supremo en caso de que la medida de outsourcing fuera injustificada a efectos de extinción de los contratos de trabajo y, a pesar de ello, se procediese al despido de los trabajadores. Imaginemos que el trabajador excedente solicita reincorporación posteriormente (habiéndose cerrado su departamento), hemos de entender que al haberse amortizado el puesto, no tendría derecho a reincorporación y tampoco a indemnización, ello a pesar de que a sus compañeros se les despidiera sin causa objetiva ¿qué opináis?

Dejar una opinión