¿Cómo solicito una excedencia por cuidado de hijo en mi empresa?

Os sorprendería saber la cantidad de dudas que surgen y los problemas que se suscitan en torno a este derecho laboral que tanto madres como padres trabajadores tienen reconocido, en virtud de lo dispuesto en el Art. 46del Estatuto de los Trabajadores. En mi entrada de hoy, voy a compartir los pasos a dar para solicitar esta excedencia, si estáis pensando en cuidar a vuestro bebé a tiempo completo, de cara a que tengáis tranquilidad y sepáis los derechos que os amparan.

El referido Art. 46, en su punto 3, dispone que ?Los trabajadores tendrán derecho a un período de excedencia de duración no superior a tres años para atender al cuidado de cada hijo, tanto cuando lo sea por naturaleza, como por adopción, o en los supuestos de acogimiento, tanto permanente como preadoptivo, aunque éstos sean provisionales, a contar desde la fecha de nacimiento o, en su caso, de la resolución judicial o administrativa.?

Asimismo, en lo que ahora interesa, dispone que el trabajador ?Durante el primer año tendrá derecho a la reserva de su puesto de trabajo. Transcurrido dicho plazo, la reservaquedará referida a un puesto de trabajo del mismo grupo profesional o categoría equivalente.?.

Esta regulación tiene carácter de mínimos, es decir, podrá ser mejorada en el convenio colectivo de aplicación, o por acuerdo individual entre trabajador y empresario, pero no podrá ser empeorada en ningún caso, so pena de ser declarada nula. De este modo, como paso previo es importante que consultéis el convenio colectivo aplicable en vuestra empresa, por si hubiera alguna regulación específica a tener presente a cerca de este derecho, como por ejemplo los periodos de reserva de puesto o la forma y plazos para solicitar la excedencia o la reincorporación al puesto de trabajo.

Una vez revisado el convenio colectivo, cabría plantearse la forma más acertada de presentar la carta de solicitud de excedencia, me explico: no es lo mismo una empresa familiar de 5 trabajadores que una empresa que, por su envergadura, dispone de departamento de Recursos Humanos. En el primer caso, le entregaremos la carta al dueño del negocio, mientras que en el segundo, con toda seguridad, tendremos que presentarla en Recursos  Humanos (atentos a estos detalles y a la forma más adecuada de proceder).

Eso sí, en cualquier caso, un aspecto que es importante desde mi experiencia es el de anticipar a vuestro jefe directo, de viva voz, que vais a presentar la solicitud, como muestra de transparencia y confianza (siempre que existan estos elementos, claro).

Pasando al contenido de la carta, lo que recomiendo hacer en todo caso es una carta con los siguientes puntos:

  • Dirigida a ó a la A/A de?.
  • Del trabajador ?X? con nº de DNI ?Y? y puesto de trabajo/grupo profesional ?Z?.
  • Solicita la excedencia por guarda legal de hijo menor a cargo desde la fecha xx/xx/xxxx, hasta, como máximo, la fecha xx/xx/xxxx, siendo esta última la fecha en la que finaliza la reserva del mismo puesto de trabajo (si no se va a prolongar más allá de un año de edad del hijo), o de igual grupo profesional (si se alarga hasta los tres años).Por tanto, mi recomedación en este punto es que dejéis abierta la fecha de reincorporación hasta la máxima permitida, pues siempre podréis solicitar el reingreso en cualquier momento previo, cumpliendo los requisitos y preaviso que disponga vuestro convenio colectivo.
  • Indicar en el escrito los documentos adjuntos que presentáis junto con la solicitud, de cara a acreditar que estáis en disposición de disfrutar de la excedencia, siendo lo más habitual entregar fotocopia del libro de familia de las hojas donde consten los padres y el hijo por el que pasáis a tal situación.
  • Fecha de la solicitud y vuestra firma.
  • Nota: Es importante que no os olvidéis presentar dos copias idénticas, una para que se la quede la empresa y otra para que os la selle y firme y os la quedéis vosotros, lo que servirá para acreditar que la habéis solicitado. En caso de que la empresa se niegue a firmar la carta a efectos de recibí, podríais enviarla por burofax, con acuse de recibo y certificación de contenido dando un margen prudencial de respuesta a la hora de indicar la fecha de comienzo.

Otra cuestión que debéis saber es que el disfrute de esta excedencia no está condicionada a formalidad alguna, más allá de las apuntadas anteriormente, ni es de aplicación la exigencia de su concesión previa por parte de la empresa (aunque hablemos en todo momento de solicitud), como ocurre con la excedencia voluntaria. Por tanto, aunque es muy recomendable que la empresa os conteste a vuestra carta confirmando vuestro paso a excedencia por cuidado de hijo (dotándoos de seguridad y tranquilidad), el contrato de trabajo queda suspendido a partir de la fecha que fijéis para el inicio de la excedencia, no incurriendo en faltas injustificadas de asistencia por el hecho de que el empresario hubiese denegado la excedencia o, simplemente, no hubiera contestado. No obstante, para adoptar esta posición si no se os contesta, es muy importante que os aseguréis de que la empresa ha recibido vuestra comunicación en tiempo y forma y que podéis acreditarlo.

Una recomendación importante que os hago es que pasada una semana desde el inicio de la excedencia, vayáis a vuestra oficina de la Tesorería General de la Seguridad Social y pidáis un informe de vida laboral actualizado, de modo que os indiquen en ese momento la causa de baja que ha informado la empresa en la Seguridad Social (hay casos en que, fraudulentamente, comunican el motivo de la baja como dimisión del trabajador y no como excedencia por guarda legal de hijo…),

Aunque la excedencia se pueda solicitar desde el nacimiento del hijo, o desde la fecha de la resolución de adopción o acogimiento, y prolongarse hasta tres años (puede ser más si hay una ampliación en vuestro convenio colectivo), lo más habitual y recomendable es solicitar la excedencia una vez se ha disfrutado del descanso por maternidad y, en su caso, los permisos de lactancia y vacaciones. Asimismo, la excedencia se puede ir renovando conforme van naciendo nuevos hijos dentro del periodo de reserva de la excedencia; os pongo un ejemplo: estáis disfrutando de excedencia y a los dos años y medio de edad de vuestro primer hijo, nace el segundo, podríais solicitar, sin solución de continuidad, la renovación de la excedencia correspondiente a vuestro nuevo hijo, esto es, hasta un máximo de tres años más.

Finalmente, debéis saber que los trabajadores con contrato temporal o a tiempo parcial tienen el mismo derecho que el trabajador con contrato indefinido y a tiempo completo de disfrutar de este tipo de excedencia; eso sí en el caso del contrato temporal, con las particularidades que ya traté en una entrada anterior sobre el fin de contrato en distintas situaciones contractuales, como en la de excedencia.

Si tenéis cualquier duda sobre esta u otras cuestiones que os afecten en el trabajo, podéis contactarme con toda tranquilidad.

Dejar una opinión